Bienvenidos

Este blog trata sobre indumentaria valenciana. Analizamos piezas actuales y antiguas, desde el rigor histórico y la iconografía pictórica de diversos artistas valencianos.

También esperamos realizar entrevistas a distintas indumentaristas, artesanos, falleras y falleros que quieran colaborar con nosotros mostrándonos sus trajes.

sábado, 16 de enero de 2016

Las faldas - El refajo

El refajo o saya de drap, también era conocida en otras regiones como faldellí, faldeta, faldilla, sagalejo, etc. Era una prenda de abrigo seminterior o exterior, empleada desde tiempos muy antiguos hasta casi nuestros días. Se utilizaban en época de invierno para realizar el trabajo doméstico y del campo, estos refajos eran muy sencillos, aunque otros mucho más ornamentados se llevaban también para vestir.

El tejido empleado era la lana y el paño. El color predominante solía ser el rojo, seguidos por el amarillo, verde, azul y blanco.


El ancho de la falda debido al grosor del tejido no era de 3 a 4 metros. Su longitud en el siglo XVIII variaba de 15 a 20 cm del suelo. El vuelo se recogía en la cintura por medio de pliegues, dejando una pala delante y dos aberturas laterales. Estas solían ir reforzadas y guarnecidas por galones, cordoncillos multicolor, recortes, etc. y se les conocían como trampa.

Llevaban ruedo en la parte inferior de la falda, realizado por un tejido más fino y que contrastaba con el color de la falda, este era de unos 10 o 15 cm y aparte de adornar protegía la zona. En ocasiones la orilla también llevaba como protección un cordoncillo multicolor como la zona de la trampa.


Los adornos en estas faldas eran muy variados. Los más sencillos eran unos simples pliegues o lorzas. Otros adornos consistían en cintas o tiras de terciopelo superpuestas, normalmente eran de color negro formando dibujos. También eran muy utilizadas las estampaciones hechas con una trepa, antiguamente con pólvora y con impresión al fuego. 


Los diseños de los recortes y de las trepas solían ser florales o geométricas intercalados con elementos ornamentales de la zona como eran los pájaros y las cestas. También habían refajos bordados de uno o varios tonos realizados en cadeneta en lana o algodón.
La zona decorada variaba mucho, desde una simple cenefa en la zona baja, hasta ocupar casi toda la falda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada