Bienvenidos

Este blog trata sobre indumentaria valenciana. Analizamos piezas actuales y antiguas, desde el rigor histórico y la iconografía pictórica de diversos artistas valencianos.

También esperamos realizar entrevistas a distintas indumentaristas, artesanos, falleras y falleros que quieran colaborar con nosotros mostrándonos sus trajes.

domingo, 30 de junio de 2013

El terno

Es un tipo de mantilla más actual ya que se utilizó hasta el inicio del siglo XX. Fue muy utilizada en el resto de España.


Este tipo de mantillas consta de tres partes. Una pieza central normalmente rectangular de unos 70-100 cm. de largo por 30-50 cm. de ancho, de seda como el raso, terciopelo o tafetán.

La segunda pieza va cosida a la anterior. Es una tira de encaje de 30-50 cm. de ancho y una longitud considerable para que bordee la pieza central de forma holgada. Los lados y la parte central de abajo está más fruncido que el resto.


La tercera pieza es el cuadro o cuadrillo. Es una pieza rectangular que está en contacto con la cabeza. Esta pieza era de encaje ancho, de 50-60 cm. con una longitud de alrededor de 1 metro. Va cosida y fruncida al borde y se dirige en forma de velo hacia la frente y cara.


Esta mantilla se colocaba cubriendo los hombros, el pecho y la cabeza, apoyándose la parte rectangular sobre el moño. Para proteger el rostro se dejaba caer el cuadrillo hacia la cara.

Los colores eran el blanco y el negro.


Los centros del rectángulo se adornaban con cintas, bordados, recortes, azabaches, terciopelos labrados o podía no llevar nada de adorno.

viernes, 14 de junio de 2013

El cinturón o correa

Era un complemento que el hombre llevaba en la cintura ajustando el cuerpo. Se podía llevar encima de la faja, o directamente sobre la cintura.

En la parte central llevaban dos pequeñas bolsas que se cerraban por medio de cordones y servían para guardar el tabaco, el encendedor, o algún pequeño objeto. En ocasiones podían ir bordadas del mismo dibujo que la correa.


El material solía ser baieta o badana y estaban muy adornados por medio de bordados con sedas de colores vivos a base de dibujos con motivos florales, animales, frutales o arabescos repetitivos en ocasiones. Podían ser de diversos colores que le daban vistosidad a la pieza. También podían ser de cuero curtido muy adornado con dibujos y cenefas.



En las comarcas del interior se les conoce con el nombre de barriguera.
Para abrochar la correa en la cintura se utilizaba una hebilla.