Bienvenidos

Este blog trata sobre indumentaria valenciana. Analizamos piezas actuales y antiguas, desde el rigor histórico y la iconografía pictórica de diversos artistas valencianos.

También esperamos realizar entrevistas a distintas indumentaristas, artesanos, falleras y falleros que quieran colaborar con nosotros mostrándonos sus trajes.

martes, 26 de junio de 2012

El Pañuelo de cuello - Pañuelo de trabajo


Los pañuelos de trabajo o de faena, eran piezas sencillas se uso diario. Podían estar confeccionadas con restos de otras piezas.
Como en los de vestir, el pañuelo es una pieza cuadrada y doblada por la mitad en diagonal. Su utilidad es la de tapar el pecho, adornar y abrigar según la época del año.

Los pañuelos de algodón se utilizaban cuando hacía calor mientras que en invierno eran de lana.
Estos pañuelos tantos unos como otros eran de colores vistosos. Los de algodón podían ser de dos o tres colores. Unos tenían estampación por todo el pañuelo, con dibujos geométricos o florales. Otros con estampación en forma de guirnalda con motivos florales, con decoración en el interior o sin ella. Había un pañuelo muy llamativo conocido como de tomaca i ou por sus colores rojo y amarillo. Fue un modelo muy utilizado y popular.
Para rematar la pieza se utilizaba un dobladillo y muchas veces orilla viva.
Su colocación dependía de la moda del momento, pero era similar a la de los pañuelos de vestir. A principios del siglo XIX la punta trasera del pañuelo no sobrepasaba de la cintura, más adelante eran más anchos y largos.
Estos pañuelos fueron muy utilizados y se llevaron hasta principios del siglo XX por clases populares y rurales.

miércoles, 13 de junio de 2012

El Pañuelo de cuello - Pañuelo de vestir

Pieza indispensable en la indumentaria femenina. Hoy en día se la conoce como manteleta. Su función original era la de tapar el pecho y además la de adornar. 
Era un pieza de tela cuadrada y doblada por la mitad en diagonal, tomando la forma de triángulo. Cubría el cuello, los hombros y la espalda. Una punta del triángulo caía sobre la espalda y las otras dos sobre el pecho.



La forma de atarse era variada, podía ir sujeto en el pecho atando las dos puntas por medio de un simple nudo. También podía llevarse cruzado y sujeto a la cintura o a la espalda o introducido en el escote del justillo o gipó.



Según el tejido y los ornamentos de la pieza los pañuelos eran de trabajo o de vestir o fiesta.
Pañuelo de vestir
Estaban confeccionados con materiales finos como la seda, hilo, batista, algodón o tul. Los había lisos, o con bordados de cadeneta con dibujos florales. Los hilos empleados en los bordados eran normalmente de color blanco, pero también podían ser de colores más vistosos. También podían ir bordadas en hilos de oro o plata, utilizado este modelo en principio por gente más adinerada y llevar lentejuelas de metal.
Otra forma de ornamentación eran las vainicas, los deshilados o las puntillas. Para rematar los bordes del pañuelo podían llevar puntillas alrededor de la pieza de mayor o de menor tamaño, vainicas, flecos o un festón haciendo ondas o puntas.
Los colores más utilizados eran los claros, sobretodo los blancos, beiges, etc. Pero también los había de colores rosados, marones o negros.
Era raro encontrar un pañuelo y un delantal a juego, ya que solían ser independientes el uno del otro.


Más adelante aparece otro tipo de pañuelo con la estampación sobre algodón. Eran piezas muy coloristas y prácticas, pero menos lujosas que las anteriores, más utilizadas para uso diario. Los que estaban destinados al trabajo eran más sencillos, casi sin adornos.
Próximamente  hablaremos de este tipo de pañuelo de forma más detallada.